Como paciente tiene derecho a:

  • Elegir libremente al médico o profesional de la salud, así como a la institución de salud que le prestará la atención requerida, con los recursos disponibles.
  • Disfrutar de una comunicación plena y clara con el médico, que le permita disponer de información suficiente respecto a la enfermedad que padece, pronostico, alternativas de tratamiento y los riesgos que estos conllevan.
  • Recibir un trato digno y considerado, respetando sus creencias y costumbres, así como a expresar su opinión acerca de su enfermedad.
  • Que la información contenida en su historia clínica sea tratada de manera confidencial y secreta, y que sólo con su autorización pueda ser conocida.
  • Que le presten durante todo el proceso de la enfermedad, la mejor asistencia médica disponible, pero respetando sus deseos con relación a los tratamientos propuestos.
  • Recibir la atención inicial de urgencias sin condicionamiento alguno. Así mismo tiene derecho a recibir explicaciones acerca de los costos por los servicios tanto de los profesionales de la salud como de la Clínica.
  • Recibir o rehusar apoyo espiritual o religioso, de acuerdo con sus convicciones.
  • Que le respeten la voluntad de participar o no en investigaciones clínicas, así mismo a ser enterado acerca de los objetivos, métodos, posibles beneficios, riesgos previsibles e incomodidades que el proceso investigativo pueda implicar.
  • Que se le respete su voluntad de aceptar o rehusar la donación de sus órganos para que estos sean trasplantados a otros enfermos.
  • Morir con dignidad y a que se le respete su voluntad de permitir que el proceso de la muerte siga su curso natural en la fase terminal de la enfermedad.

Como paciente debe:

  • Proporcionar la información correcta y completa acerca de su condición de salud actual, enfermedades anteriores, hospitalizaciones, medicamentos y otros asuntos relacionados con su salud.
  • Informar a sus doctores y enfermeras sobre cambios de su estado de salud.
  • Preguntar, si no comprende el plan de tratamiento.
  • Seguir el plan de tratamiento recomendado por su médico. Si usted cree que no podrá cumplirlo. es su responsabilidad informar a su médico tratante.
  • Asumir las consecuencias si rehúsa el tratamiento o no sigue las indicaciones de su médico tratante y las del equipo de salud.
  • Tratar con respeto y dignidad al personal de la clínica, a otros pacientes y familiares.
  • Acatar las políticas y las normas internas de la institución. Cuidar las instalaciones así como los equipos dispuestos para su atención.
  • Cuidar su salud acudiendo a los controles médicos y asistenciales, de no poder hacerlo, avisar con anticipación.
  • Pagar la cuenta correspondiente a los servicios recibidos tanto de los profesionales de la salud como los de la clínica.
  • Utilizar los mecanismos establecidos por la clínica para transmitir sus inconformidades, sugerencias y felicitaciones.

Clínica La Colina

EXIJA SUS DERECHOS, CUMPLA SUS DEBERES.

Avenida Boyacá - Calle 167 Bogotá - Colombia

Tel: 489 7000

www.clinicalacolina.com